La vida sin Loeb

La entrada post fue originalmente publicada en this site

Una figura del calado de Sébastien Loeb no puede dar un paso sin que un terremoto surja a su alrededor. En este caso, por partida doble. Tanto Citroën como el Mundial de Turismos han sufrido un shock después de que su gran estrella decidiera cambiar los circuitos por los raids y Citroën por la marca hermana, Peugeot.

El nueve veces campeón del mundo de rallies se encargó de dejar bien claro de dónde viene la ruptura: “Yo quería seguir un año más, pero el equipo tenía otros planes”, repitió una y otra vez durante la carrera final de Qatar. El matrimonio parece haber acabado en divorcio, pese a la gran ovación con que el equipo despidió a su estrella en Losail.

El movimiento de Loeb, que parece un simple cambio de cromos entre las dos empresas del grupo PSA, ha generado un pequeño seísmo en el seno de Citroën Racing. Y es que en la marca del chevron no ha gustado demasiado este hecho: “Seb ha decidido pilotar para Peugeot. No deseaba hacer una temporada completa el WRC en 2017, así que decidimos dejarle ir”, comentó Yves Matton, director de Citroën Racing, a MARCA. Aunque no lo descartó por completo, el hasta ahora jefe de Loeb reconoció que será difícil que pueda involucrarse en el proyecto WRC como piloto de desarrollo.

Citroén se centra en 2017

La vida sin Loeb

El equipo Citroën despidió a Loeb con una gran ovación en su última carrera con ellos en el WTCC.

Para Citroën se abre ahora un nuevo escenario, un proyecto centrado exclusivamente en el Mundial de Rallies en el que ya han empezado a trabajar: “Estamos con el diseño del coche y queremos tenerlo haciendo test en abril. Los pilotos de desarrollo estarán decididos antes de Navidad, de momento estamos en negociaciones con Kris Meeke, que tiene mucha experiencia en este papel. También estaremos en varias carreras en 2016 para recopilar información y permitir que pilotos como Lefebvre sigan progresando”, confirmó el francés.

Para los promotores del Mundial de Turismos la decisión de Citroën de apartar a Loeb ha caído como un jarro de agua fría, ya que el galo era el gran reclamo del campeonato. “Si a él le ha sorprendido, a mí me ha entristecido mucho”, reconoce François Ribeiro, promotor del WTCC.

Aunque, realmente, Loeb no se va del todo ya que su equipo, Sebastien Loeb Racing, seguirá presente en 2016 (posiblemente con tres coches) e incluso en 2017: “Si el año que viene funciona, podríamos estudiar la opción de que el equipo de Seb se quedase con los cinco coches para 2017”, explicó Matton.

En cualquier caso, el WTCC trabaja en un futuro sin Loeb: “La vida sigue y, por el momento, además de Volvo tendremos un nuevo fabricante en el campeonato en 2017”, anunció Ribeiro. Pero nada ya será lo mismo sin Loeb.

Con Peugeot y junto a Sainz, en su primer Dakar

La vida sin Loeb

Carlos Sainz, Cyril Despres, Stephane Peterhansel y Sébastien Loeb. Esa es la escandalosa formación que presenta Peugeot para el Dakar 2016, en lo que se puede denominar como un verdadero ‘Dream Team’, sin temor a utilizar el ‘sobado’ calificativo en vano. Loeb afronta su primera participación a bordo de un 2008 DKR 2016 remozado que dio muy buenas sensaciones en el último Rally de Marruecos en el que el francés se ‘fogueó’ con una unidad del 2015. Sainz le considera “uno de los favoritos para ganar”, desde el primer minuto

En Twitter: @Quique_Naranjo

Suscripción a Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *